Luanco

Luanco

De un vistazo

Aunque el turismo haya reemplazado a la pesca y la caza de ballenas como principal motor económico de la localidad, Luanco mantiene un indudable sabor marinero. La villa es un buen punto de partida para visitar el vecino Cabo Peñas.

A destacar

El Museo Marítimo de Asturias alberga una amplia colección de maquetas de embarcaciones de todas las épocas, artes de pesca, fósiles, corales, huesos de ballena e incluso un acuario con especies marinas cantábricas.


En detalle

El asentamiento de pescadores que constituye el origen de Luanco, capital del concejo de Gozón, obtuvo su carta puebla de Alfonso X, como tantas otras localidades asturianas. Durante la Edad Media sus habitantes se dedicaron a la caza de ballenas, hasta que éstas se hicieron tan raras que ya no resultó rentable perseguirlas.

Se mantuvo sin embargo la captura de otras especies marinas y la elaboración de conservas y salazones, complementada por el comercio en centurias posteriores.

Hoy en día la actividad pesquera apenas tiene peso en la economía del concejo y ha entregado el relevo como fuente de riqueza al turismo, que llega atraído por la belleza natural de litoral, la proximidad del Cabo Peñas y las playas, especialmente las de Verdicio y Bañugues.

Otro lugar de enorme interés, este de tipo cultural, es el Museo Marítimo de Asturias, en la capital . Entre los edificios históricos de Luanco figura la iglesia de Santa María, del siglo XVIII. Presenta amplios sorportales y varios retablos barrocos. Próximo al templo está el palacio de los Menéndez de la Pola, construido entre los siglos XVII y XVIII. La plaza del Reloj y la Casa Mori, de estilo modernista, son otros dos puntos señalados del casco urbano. En la localidad de Manzaneda, a unos ocho kilómetros de la villa, se puede visitar la iglesia románica de San Jorge (siglo XII) y el palacio de La Riva (siglos XVII-XVIII).

La plaza del Reloj, uno de los espacios singulares de Luanco.

Historia del mar

El Museo Marítimo de Asturias alberga una amplia colección de maquetas de embarcaciones de todas las épocas, artes de pesca, fósiles, corales, huesos de ballena e incluso un acuario con especies marinas cantábricas.

También explica el proceso de construcción naval, con varias embarcaciones reales como ejemplo. Altamente recomendable.

Recomendamos