Llanera

Ventana del ábside de la iglesia románica de Santiago de Arlós.

De un vistazo

Debe su nombre al suave relieve que domina el concejo, en el que están práctcamente ausentes los accidentes montañosos. Además de numerosas construcciones históricas, Llanera ofrece una rica gastronomía y una peculiar fiesta, ‘Los Exconxuraos’

A destacar

Los Exconxuraos (el primer fin de semana de julio), fiesta en la que se rememora los hechos ocurridos en el siglo XV, cuando los vecinos de Llanera fueron excomulgados por negarse a pagar los excesivos tributos. Posteriormente, para recibir el perdón del Obispo Don Diego, fueron obligados a ir en procesión hasta Oviedo vestidos con sacos, una soga en el cuello y ceniza en la cabeza.

En detalle

Situado en el triángulo que conforman los tres ejes vitales de la región (Oviedo, Avilés y Gijón), Llanera ha sido siempre un concejo privilegiado por su excelente situación geográfica. Denominado así por su escasa altitud, la altura máxima del concejo corresponde al pico Gorfolí y la mínima al Nora con 120 metros. Acercarse a Llanera es disfrutar de un patrimonio en el que la mayor parte de las épocas han dejado huella. Desde el Lucus Asturum, de época romana, hasta construcciones medievales, barrocas, junto a edificaciones de tipo rural como la mariñana, una construccion típica del concejo. Los amantes de la montaña pueden disfrutar de estas maravillas arquitectónicas gracias a rutas como la de los Palacios.

Santiago de Arlós

Uno de lo tesoros de Llanera es la iglesia románica de Santiago de Arlós, vinculada al Camino Santiago y que se cree construida en el siglo XII. En San Cucao se levanta la Torre de los Valdés, erigida en el siglo XII y modificada en los siglos XIX y XX. Mejor conservado está el Palacio del Marqués de San Antolín, en Sotillo de Villabona. Este edificio del XVII, monumento histórico-artístico nacional, encabeza una lista de palacios que incluye los de Villanueva, Miyeres (Arlós) y Campomanes (Cayés). En Veyo descubrimos la iglesia de Villardeveyo, que conserva una preciosa ventana circular con celosía de estilo prerrománico, en lo alto del lado este de la cabecera. Nada mejor que disfrutar del paisaje a pie para abrir boca y, es que en Llanera, encontramos los mejores productos de la tierra.

La iglesia de San Miguel de Villardeveyo (Veyo).

Son famosas las Jornadas Gastronómicas de Robledo, las del Pitu de Caleya en San Cucao, coincidiendo con las populares fiestas del Carmen, y las Jornadas del Bacalao que cada Semana Santa concentran en Lugo de Llanera a numerosas personas.

Llanera celebra sus fiestas parroquiales durante los meses de verano, sin embargo, desde hace tres años, el concejo se vuelca en la que ya se ha convertido en la fiesta grande: Los Exconxuraos (el primer fin de semana de julio), fiesta en la que se rememora los hechos ocurridos en el siglo XV, cuando los vecinos de Llanera fueron excomulgados por negarse a pagar los excesivos tributos. Posteriormente, para recibir el perdón del Obispo Don Diego, fueron obligados a ir en procesión hasta Oviedo vestidos con sacos, una soga en el cuello y ceniza en la cabeza. Otras citas señaladas son el Concurso- Exposición Regional de Ganado Vacuno de Llanera, que se celebra en el mes de agoso, la Feria Agroalimentaria de Productos Ecológicos de Asturias, en agosto y la Feria de San Isidro, el 15 de mayo.

Recomendamos