Colunga

El edificio que alberga el Ayuntamiento de Colunga.

De un vistazo

Estamos en otra de las villas fundadas en el siglo XIII bajo la protección de la corona. Colunga es capital de un concejo afamado por la calidad de sus manzanas y por la excelente sidra que a partir de ellas se obtiene.

A destacar

Un espacio expositivo innovador, tanto en su construcción, que semeja una huella tridáctila de dinosaurio, como en la forma de exponer sus contenidos, siguiendo un criterio muy didáctico.

 


En detalle

Lugar de paso para los peregrinos jacobeos, la localidad no conserva edificaciones de época medieval, aunque sí perduran algunas casonas nobiliarias de los siglos XVII y XVIII, junto a buenos ejemplos de arquitectura tradicional. Bien comunicado con Villaviciosa y Ribadesella, el concejo de Colunga ofrece al visitante buenas playas, entre las que sobresale La Isla, un extenso arenal de 700 metros de longitud con forma de concha. Situada a unos cuatro kilómetros de la capital, es un importante centro hotelero y también dispone de balneario.

Siguiendo la carretera que conduce a Arriondas se encuentra la aldea de Gobiendes, que alberga la iglesia de Santiago, de origen prerrománico pero casi totalmente reconstruida en el siglo XIX. La pequeña ventana que hay en el muro de cabecera es uno de los escasos elementos primigenios que conserva. Esta misma vía se adentra a continuación en la sierra del Sueve, que Colunga comparte con los concejos de Caravia, Piloña, Parres y Ribadesella.

Exterior del Museo

El museo de los dinosaurios

Una de las zonas de exposición del Museo del Jurásico

Es uno de los museos de más reciente apertura en Asturias, pero sin duda está llamado a convertirse en uno de los más emblemáticos del Principado.

Se trata de un espacio expositivo innovador, tanto en su construcción, que semeja una huella tridáctila de dinosaurio, como en la forma de exponer sus contenidos, siguiendo un criterio muy didáctico.

El Museo del Jurásico de Asturias (MUJA) está dividido en tres grandes áreas, dedicadas a las distintas especies de dinosaurios que poblaron el planeta en los diferentes periodos del Mesozoico. Cada sala se organiza en torno a una reproducción a escala natural del esqueleto de uno de estos seres.

Recomendamos