Colombres

La playa de La franca, en la desembocadura del río Cabra.

De un vistazo

Es la capital del concejo de Ribadedeva y un lugar donde es evidente el influjo indiano. Además de la bella mansión que alberga el Archivo de Indianos, conocida como Quinta Guadalupe, hay en Colombres otros muchos ejemplos de este tipo de arquitectura.

A destacar

La cueva del Pindal posee pinturas rupestres conocidas ya desde 1908. Esta cueva, que puede visitarse todo el año, está incluida en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde julio de 2008.

 


En detalle

El litoral del concejo forma parte del Paisaje Protegido de la Costa Oriental, compartido con Llanes. Aquí anidan aves marinas amenazadas como el cormorán moñudo o el paíño europeo. También frecuentan en invierno los acantilados otras especies de montaña, como el treparriscos.

En la zona de Pimiango se localizan varios bufones, cavidades por donde entra el mar cuando hay oleaje, provocando surtidores de agua que producen un ruido característico. La proximidad de la Sierra de Cuera, al sur del concejo, es otro aliciente para los amantes de la naturaleza.

Entre las playas de Ribadedeva es especialmente recomendable la de La Franca.

Las pinturas de El Pindal.

En las inmediaciones de Pimiango se localiza la cueva de El Pindal, una amplia galería abierta en un acantilado que alberga importantes pinturas rupestres paleolíticas. Caballos, ciervos y bisontes son las especies más representadas. Al fondo de la caverna aparece un elefante rodeado de signos y también se puede contemplar el grabado de un pez.

La cueva puede visitarse durante todo el año (se autoriza la entrada a un máximo de 200 personas al día), con excepción de los lunes y martes, que permanece cerrada. Es recomendable hacerlo por la mañana, porque el horario de tarde es reducido, hasta las 16,30 horas aproximadamente.

la Quinta Guadalupe, una bella mansión de estilo indiano edificada por Iñigo Noriega Laso

Memoria de los indianos

Colombres es el lugar indicado para comprender el fenómeno de la emigración asturiana a América y el posterior retorno de los indianos. Su sede es la Quinta Guadalupe, una bella mansión de estilo indiano edificada por Iñigo Noriega Laso a principios del siglo XX, que precisamente lleva el nombre de la que fuera su mujer.

El Archivo alberga una exposición que recorre el trayecto vital de los emigrantes. Comienza con la preparación del viaje, la despedida de la tierra natal, el azaroso trayecto en buque por el Atlántico, la llegada al nuevo continente y las distintas experiencias allí vividas por quienes emprendieron tal odisea. Objetos personales, maquetas de barcos, periódicos de la época, fotografías e incluso restos de naufragios forman parte de los fondos expuestos.

Hay un apartado especial dedicado a la vida de Iñigo Noriega Laso, emigrante asturiano que levantó un imperio industrial en México a

Recomendamos